Observar las estrellas es una actividad perfecta para las familias y cuando se ve una estrella fugaz, ¡la experiencia todavía es más especial!

¿CÓMO SE PRODUCE UNA LLUVIA DE ESTRELLAS?

Las estrellas fugaces también se conocen como lluvia de estrellas o meteoritos. Los meteoritos son pequeñas partículas de residuos o rocas pequeñas que se encuentran flotando en el espacio. Su tamaño varía desde pequeñas partículas hasta los 10m de diámetro. Cuando un meteorito entra la atmósfera de la Tierra a gran velocidad, la fricción hace que se queme creando una luz brillante en el cielo que se conoce como estrella fugaz.

¿CUÁNDO SE PRODUCEN?

Las órbitas de la Tierra y de las nubes de residuos suelen ser muy constantes, por lo que los astrónomos saben exáctamente cuándo ocurrirá una lluvia de estrellas. Algunas se producen todos los años, mientras que otras son más especiales y ¡sólo suceden una vez cada 100 años!

EL MEJOR MOMENTO PARA VER UNA LLUVIA DE ESTRELLAS

Las lluvias de estrellas se observan mejor después de medianoche y preferiblemente desde un lugar oscuro. Tienden a resplandecer hacia el exterior desde un punto central que se conoce como el radiante. Como el radiante se puede ubicar dentro de una constelación conocida, las lluvias de estrellas se nombran a partir de una constelación; como las Leónidas de Leo o las Tauridas de la constelación de Tauro.

¡LOS EVENTOS CÓSMICOS SIEMPRE SON INTRIGANTES!

Las lluvias de estrellas pueden ser espectaculares ya que puede haber más de 1,000 estrellas fugaces en una hora. La humanidad siempre ha estado intrigada por los eventos cósmicos y las lluvias de estrellas, ya que normalmente se han relacionado con fenómenos inexplicables como desastres naturales catastróficos o la creación de misteriosas estructuras megalíticas como Stonehenge.

Hay lluvias de estrellas famosas como:

Las Leónidas

Las Perseidas

Las Tauridas